Taponamiento por cerumen

Taponamiento por cerumen

El canal auditivo externo posee un sistema de defensa natural que lo resguarda de agentes ambientales. Ese fluido viscoso para muchos desagradable que se produce en el interior del oído por acción de las glándulas sebáceas y ceruminosas, forma parte de un sistema de lubricación y autolimpieza del cuerpo; que junto al patrón de descamación direccional del conducto auditivo, protegen la delicada piel de esa zona ante daños causados por agentes externos (insectos, traumas, agua…) evitando irritaciones, posibles infecciones y alguna otra alteración.

Un problema que se presenta con cierta frecuencia en consulta de ORL tiene que ver con la formación de “tapones” de cerumen. Algunas personas son más propensas que otras a desarrollar esta condición cuyas causas son diversas; desde un canal anatómicamente estrecho, pasando por el uso de bastoncillos para realizar la limpieza, sequedad en la piel del conducto o una producción excesiva de cera.

Taponamiento por Cerumen

En condiciones normales el exceso de cerumen es desplazado durante el lavado diario, conservándose únicamente esa delgada capa que cumple funciones precisas. Una vez presentado el problema de taponamiento, es frecuente que el paciente refiera algunos de los siguientes síntomas:

– Dolor de oído.

– Sensación de zumbido o ruido (Acúfenos o Tinnitus).

– Sensación de mareo.

– Comezón en el conducto auditivo.

– Posible presencia de otitis media.

Procedimiento de Limpieza por Tapón de Cerumen

La limpieza por taponamiento con cerumen es un procedimiento que si bien no resulta complejo, debe ser realizado cuidadosamente por un especialista o en su defecto siguiendo sus indicaciones; ya que implica retirar la cera (que puede estar endurecida) sin provocar daños en el conducto o el tímpano. Entre las alternativas que se pueden presentar para resolver este problema, se consideran:

– El proceso de descamación natural del conducto auditivo; que luego de un tiempo permitirá el desprendimiento espontáneo de la cera.

– Aplicación de gotas comerciales, glicerina u otro producto de base oleaginosa; que permite ablandar el tapón produciendo el posterior desprendimiento de forma natural o en casos más complejos, apoyándose con el especialista para retirar la obstrucción con el uso de instrumentos específicos.

– Método de irrigación. Luego de varios días de uso de gotas cuando ya es más manejable el tapón, puede insertarse una jeringa con agua tibia en el conducto para inyectar algo de presión; permitiendo con ello el desplazamiento de la masa que genera obstrucción. Sin embargo, esta técnica precisa manos expertas y destreza para no provocar daños.

– Observación microscópica. Es posible que tras visitar a su especialista, este considere realizar la limpieza con el apoyo de un microscopio y otros instrumentos profesionales. Es otra técnica que solo debe ser aplicada por un experto y requiere un gran nivel de precisión.

Es posible que su caso amerite la combinación de varias técnicas durante algunos días antes de obtener los resultados previstos. Las infecciones o irritación también pueden presentarse si no existe un manejo correcto de la situación; de allí la importancia del asesoramiento profesional. En pacientes con antecedentes de otitis, cirugías previas, ruptura de membrana timpánica u otras patologías del oído; se debe conversar esto con el especialista antes de realizar cualquier maniobra, ya que algunas de ellas pueden estar contraindicadas. Entre las recomendaciones adicionales para prevenir la acumulación de cerumen se encuentran:

– Evite el uso de bastoncillos o hisopos para realizar la limpieza de oídos. Esto puede producir acumulación de cerumen por desplazamiento hacia el fondo del canal auditivo y generar tapones.

– No se introduzca objetos punzantes o cuerpos extraños en el conducto auditivo. Puede llegar a causar perforaciones u otros daños y aun así no resolver el problema.

– Mantenga seco el oído luego del baño o al realizar cualquier tratamiento. Puede usarse una toalla, un pañuelo suave o papel higiénico.

– Consulte a su especialista si duda sobre las molestias que está presentando. Recuerde que pueden existir otras patologías que deben ser igualmente atendidas para preservar la buena salud de su oído.

Evite el uso de Bastoncillos

Entre los Otorrinos en Panamá

Encontraste tú mejor opción

¿Qué Problemas Atiende la Otorrinolaringología?

amigdalitis

Amigdalitis

Los signos y síntomas comprenden poner aumento del volumen de las amígdalas, dolor de garganta, dificultad para tragar y sensibilidad de los ganglios linfáticos a los lados del cuello.

Leer Más

faringitis

Faringitis

Dolor o irritación en la garganta que puede ocurrir o no al tragar. A menudo acompaña a las infecciones, como un resfriado o la gripe.

Leer Más

otorrino en Panamá

Hipoacusia

Puede ser ocasionada por un defecto congénito, lesiones, enfermedades, ciertos medicamentos, exposición a sonidos fuertes o el desgaste propio de la edad.

Leer Más

amigdalitis

Infección del oído

La infección del oído puede comenzar poco después de de un baño en piscina o playa. La secreción súbita de un líquido amarillo o verde del oído puede significar que hay ruptura del tímpano.

Leer Más

Otorrinos en Panamá

Sinusitis

Puede ser ocasionada por un resfríado o alergias, y puede desaparecer sola. La sinusitis puede ser aguda o crónica. Debe ser tratada a tiempo para evitar las distintas complicaciones.

Leer Más

adenoides

Adenoides

Los siguientes síntomas suelen asociarse a unas adenoides inflamadas: dificultad para respirar por la nariz. respirar por la boca. tener habla nasal, como si se tuviera la nariz tapada.

Leer Más

desviación del tabique nasal

Desviación del tabique nasal

En muchos casos, es posible que no haya síntomas. Cuando aparecen incluyen congestión, hemorragia nasal y respiración ruidosa durante el sueño.

Leer Más

congestion nasal

Congestión nasal

Rinorrea o congestión nasal en adultos. Una nariz congestionada o tapada se produce cuando los tejidos que la recubren se inflaman.

Leer Más

Escríbeme para una consulta

Pacientes Atendidos

Casos

Entrenamientos

Especialidades

Las condiciones más comunes de los pacientes que asisten al consultorio de la doctora Brenda:

Amigdalitis

Adenoides

Congestión nasal

Desviación del tabique nasal

Dificultad para respirar

Disfonía

Dolor al tragar

Dolor de garganta

Dolor de oídos

Faringitis

Faringolaringitis

Fractura nasal

Ganglio en cuello

Ganglios en cuello

Glositis

Hipoacusia

Infección del oído

Infección de garganta

Laringitis

Movimientos involuntarios en los ojos

Otalgia

Otitis

Pérdida de audición

Poliposis nasal

Rinitis crónica

Ronquera

Ronquidos

Sinusitis

Sordera

Vértigo

Dra. Brenda Zuñiga