Sinusitis

La sinusitis es una enfermedad bastante común entre la población en general.

Se manifiesta tanto en niños como adultos y se produce por inflamación de la mucosa que se encuentra en la parte interna de los senos paranasales; la cual es originada por una infección generada por virus, bacterias u hongos, cuadros alérgicos o alguna combinación entre estos.

Los senos paranasales a su vez, son cavidades que se encuentran ubicadas en la cara y normalmente deben estar despejadas, haciendo que el aire circule libremente a través de ellas para influir en los procesos de respiración, olfato y foniatría. Dichas cavidades drenan en las fosas nasales por debajo de los cornetes, a través de unas aberturas llamadas meatos nasosinusales; al producirse la inflamación se obstruye esta vía y la persona comienza a sentir molestias y dificultad para respirar.

La Sinusitis

Los senos paranasales se clasifican en:

  • Senos frontales. Ubicados en la región frontal del cráneo, están separados por el tabique interfrontal; específicamente sobre la nariz y hacia el área superior de ambos ojos. Son los últimos en alcanzar su desarrollo, alrededor de los 10-12 años de edad.
  • Senos etmoidales. Se localizan a ambos lados de la parte superior de la nariz, en el hueso etmoides. Son los primeros en desarrollarse al momento de nacer y migran a su posición final entre los 6-7 años.
  • Senos esfenoidales. Se ubican en el hueso esfenoides en la base del cráneo. También éstos continúan desarrollándose durante los primeros años y su tamaño y forma son variables.
  • Senos maxilares. Son los de mayor tamaño y se ubican en las mejillas. Presentan una forma piramidal irregular, la cual alcanza a desarrollarse completamente alrededor de los 8 años.
Posibles causas de la sinusitis
sintomas que producen la afección de los senos paranasales

La sinusitis puede afectar alguno o varios senos paranasales

y generalmente se acompaña con inflamación de la mucosa nasal (rinitis), por lo cual es común referir esta condición bajo el término rinosinusitis. Según su manifestación en el paciente, puede clasificarse en:

Sinusitis Aguda. Cuando su evolución clínica se alcanza entre las 4 – 12 semanas y los síntomas se presentan luego de un resfriado que el paciente manifiesta “no mejora”.
Sinusitis Crónica. Se mantiene durante 3 meses o más la condición, con sintomatología más inespecífica. Dentro de esta clasificación se identifica la sinusitis con pólipos nasales (sinusitis crónica hiperplásica) y sinusitis crónica sin pólipos nasales.

Los síntomas son básicamente los mismos,

salvo la fiebre que generalmente no se presenta en cuadros de sinusitis crónica. En cualquier caso, el paciente puede llegar a presentar:

– Congestión nasal con secreción.
– Dolor, presión y sensibilidad facial.
– Dolor de cabeza.
– Disminución del sentido del olfato y del gusto.
– Goteo postnasal y tos, con episodios críticos durante la noche.
– Mal aliento (halitosis).
– Fiebre.
– Fatiga, cansancio o malestar general.
– Puede presentar dolor de garganta u oído.

La prevalencia de esta patología se encuentra en ascenso por agentes externos como la contaminación ambiental; por lo cual es importante reconocer ciertos factores de riesgo que pueden desencadenar cuadros de sinusitis, entre ellos:

– Otras patologías como la hipertrofia de adenoides, rinitis alérgica, fibrosis quística o anomalías en los senos paranasales.
– Obstrucción producida por tabique nasal desviado, objetos extraños o desarrollo de pólipos nasales y/o tumoraciones.
– Sistema inmunitario deficiente.
– Sobrexposición a agentes contaminantes y alérgenos, como el humo del tabaco, vehicular o industrial.

Para realizar el diagnóstico, el especialista inicia con una exploración física acompañada de la revisión del historial clínico y entrevista con el paciente. Generalmente los cuadros de sinusitis aguda son detectables en esta etapa, pero a partir de la evaluación inicial el otorrinolaringólogo puede solicitar algunos exámenes específicos de los flujos nasales (cultivo), pruebas de alergias, radiografía simple, tomografía axial computarizada (TAC), resonancia magnética o exámenes video-endoscópicos que le permitan emitir un diagnóstico preciso e inclusive detectar otras posibles afecciones; como presencia de tumoraciones, quistes o pólipos.

Posibles complicaciones de una sinusitis

En cuanto al tratamiento,

nuevamente es el especialista quien indicará el protocolo a seguir a partir de los hallazgos e identificación del agente que causó la infección. Además de los antibióticos para tratar aquellas de origen bacteriano, pueden requerirse otros fármacos como los corticoesteroides, antihistamínicos e inclusive acudir a la inmunoterapia (vacunas) para controlar las alergias. Los lavados nasales con solución salina y analgésicos también son coadyuvantes a la congestión y el dolor. Por último, la cirugía sinusal endoscópica también es una alternativa cuando los senos están muy estrechos y ameritan ampliar su apertura o cuando se precisa retirar un pólipo / tejido que ocasiona la obstrucción.

Es importante considerar que un episodio de sinusitis puede presentarse en cualquier momento a lo largo de su vida, por ello es recomendable tener en cuenta algunas recomendaciones:

– Se debe asegurar el consumo abundante de líquidos para fluidificar las secreciones.

– Es recomendable inhalar vapor de agua entre 2-4 veces al día, así como el uso de paños calientes (húmedos) en la cara, ayudarán a minimizar la presión facial y congestión.

– Evite en lo posible cambios extremos de temperatura, en especial ambientes muy secos y fríos.

– Los descongestionantes nasales de venta libre deben administrarse con cuidadoso, evitando su uso prolongado.

– Usar humidificador para reducir la sequedad ambiental, manteniendo los cuidados pertinentes a la higiene del equipo.

¿Qué Problemas Atiende la Otorrinolaringología?

Servicios y Especialidades

amigdalitis en panamá

Amigdalitis

Los signos y síntomas comprenden poner aumento del volumen de las amígdalas, dolor de garganta, dificultad para tragar y sensibilidad de los ganglios linfáticos a los lados del cuello.

Leer Más

faringitis

Faringitis

Dolor o irritación en la garganta que puede ocurrir o no al tragar. A menudo acompaña a las infecciones, como un resfriado o la gripe.

Leer Más

otorrino en Panama

Hipoacusia

Puede ser ocasionada por un defecto congénito, lesiones, enfermedades, ciertos medicamentos, exposición a sonidos fuertes o el desgaste propio de la edad.

Leer Más

Infección del oido

Infección del oído

La infección del oído puede comenzar poco después de de un baño en piscina o playa. La secreción súbita de un líquido amarillo o verde del oído puede significar que hay ruptura del tímpano.

Leer Más

Sinusitis

Sinusitis

Puede ser ocasionada por un resfríado o alergias, y puede desaparecer sola. La sinusitis puede ser aguda o crónica. Debe ser tratada a tiempo para evitar las distintas complicaciones.

Leer Más

Adenoides

Adenoides

Los siguientes síntomas suelen asociarse a unas adenoides inflamadas: dificultad para respirar por la nariz. respirar por la boca. tener habla nasal, como si se tuviera la nariz tapada.

Leer Más

Desviación del tabique nasal

Desviación del tabique nasal

En muchos casos, es posible que no haya síntomas. Cuando aparecen incluyen congestión, hemorragia nasal y respiración ruidosa durante el sueño.

Leer Más

Congestión Nasal

Congestión nasal

Rinorrea o congestión nasal en adultos. Una nariz congestionada o tapada se produce cuando los tejidos que la recubren se inflaman.

Leer Más

citas al whatsappEscríbeme para una consulta

Pacientes Atendidos

Casos

Entrenamientos

Especialidades

Las condiciones más comunes de los pacientes que asisten al consultorio de la doctora Brenda:

Amigdalitis

Adenoides

Congestión nasal

Desviación del tabique nasal

Dificultad para respirar

Disfonía

Dolor al tragar

Dolor de garganta

Dolor de oídos

Faringitis

Faringolaringitis

Fractura nasal

Ganglio en cuello

Ganglios en cuello

Glositis

Hipoacusia

Infección del oído

Infección de garganta

Laringitis

Movimientos involuntarios en los ojos

Otalgia

Otitis

Pérdida de audición

Poliposis nasal

Rinitis crónica

Ronquera

Ronquidos

Sinusitis

Sordera

Vértigo

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!