Se trata quizás de una de las intervenciones quirúrgicas de mayor demanda en la actualidad; y mientras algunos no dudan en hacerla, para otros se encuentra envuelta en una verdadera aura de misterio.

Por esta razón queremos develar los mitos y verdades sobre la rinoplastia; una cirugía que sirve para corregir la apariencia de la nariz y armonizar el rostro de una persona.

Conoce los mitos y verdades de una rinoplastia, ¿Es únicamente una cirugía estética?

Mitos y verdades sobre la rinoplastia

Antes que nada hay que señalar que existen diferentes procedimientos para mejorar la nariz desde un punto de vista funcional y estético.

En este sentido, la septoplastia por ejemplo, es el procedimiento que se aplica para hacer una corrección con fines funcionales del tabique nasal del paciente; siendo en muchos casos combinada con la rinoplastia para abordar ambos beneficios a través de un único procedimiento.

Es por ello que este tipo de cirugía es realizada con mayor precisión por un otorrinolaringólogo como especialista en el aspecto funcional de la nariz; que bien puede trabajar solo o hacerse acompañar de un cirujano plástico para complementar la técnica adecuada.

¿Es una intervención dolorosa?

Paciente con rinoplastia

No. En particular, gracias a las técnicas quirúrgicas actuales y con la correcta aplicación de anestesia local; el procedimiento es prácticamente indoloro y la recuperación del paciente inmediata.

De igual forma, en caso de llegar a presentarse dolor durante los primeros días, pueden suministrarse analgésicos orales como un recurso muy eficaz para controlar las molestias iniciales.

¿Es posible obtener resultados realmente naturales?

Así como el especialista es consciente de las necesidades estéticas y funcionales del paciente; de la misma manera considerará hacer una diferenciación entre cada caso clínico.

Por otra parte, hay que destacar que las técnicas modernas y las herramientas empleadas en la actualidad distan mucho de las utilizadas en otros tiempos; en los que cualquier nariz operada era fácilmente detectada, incluso por el ojo más inexperto.

De hecho, si revisamos uno a uno los mitos y verdades sobre la rinoplastia, este es uno de los que cobra más peso ya que las opiniones se encuentran divididas en función de las experiencias pasadas y los resultados que se producen en la actualidad.

¿El resultado de una rinoplastia no cambia con el tiempo?

Resultados de una rinoplastia

Básicamente, hay que tener en cuenta que los resultados obtenidos presentarán una evolución que se resume en 3 etapas centrales:

  • La primera tiene que ver con los resultados inmediatos; es decir, al momento del postoperatorio en el que se podrá observar una nariz modificada y evidentemente inflamada.
  • Luego viene la etapa del resultado definitivo; en la cual habiendo bajado la hinchazón tras algunas semanas de postoperatorio, será posible obtener una visión según lo programado.
  • Por último, hay que recordar que el paso de los años afecta cada parte de nuestro cuerpo por igual; lo cual nos lleva al punto de entender y aceptar que la nariz puede cambiar nuevamente conforme se produzca el proceso natural de envejecimiento.

Finalmente, si estás considerando hacerte una rinoplastia, solicita una cita con tu especialista de confianza para aclarar todas las dudas que tengas antes de dar el siguiente paso; con seguridad podrá brindarte el apoyo que requieres en el momento justo.