¿Estás respirando de la manera correcta? Desde que nacemos tenemos la capacidad de respirar y el oxígeno que atrapamos en los pulmones nos permite continuar viviendo, la cantidad que recibimos es la justa para continuar vivos el tiempo que nos toma volver a respirar, pero, así como todos los músculos y órganos del cuerpo, podemos acondicionar e incluso entrenar nuestros pulmones para que lleguen a su máximo potencial. Los beneficios de aprender a respirar correctamente y mantener una rutina de ejercicios que fomenten el fortalecimiento de los pulmones, son:

  • Mejor capacidad para respirar en situaciones de esfuerzos físicos
  • Mejor calidad del sueño
  • Prevención de patologías cardiovasculares
  • Mejor oxigenación en las células del cuerpo
  • Aumento en el balance de glóbulos rojos
  • Los procesos digestivos son más eficientes y se asimilan mejor los nutrientes de los alimentos
  • Mayor control de la mente y capacidad para calmarla en situaciones adversas

 

Realiza estos ejercicios para mejorar la salud de tus pulmones y aprender a respirar de manera correcta y gradual:

El aprendizaje debe ser constante y el ejercicio frecuente para que se convierta en un hábito, de otra manera, no seremos capaces de adoptar la forma correcta de respirar en un solo intento. Cuando la respiración no se ejecuta de una manera adecuada, solo se usa una parte pequeña de los pulmones, siendo que la capacidad del mismo es mucho mayor y podemos aprovecharla.

1. Acuéstate en una superficie plana con la boca hacia arriba y lleva el aire hacia el diafragma, el abdomen se mueve hacia arriba y el resto del cuerpo se mantiene en reposo. Durante la respiración el pecho no debe inflarse ni moverse, solo la zona abdominal. Realiza varias repeticiones contando 10 segundos para inhalar, reteniendo el aire por 5 segundos, y, exhalando en 10 s.

2. Colócate sobre un lado, recostando el costado de tu cuerpo sobre el piso, luego levanta el brazo que está arriba y llevalo sobre tu cabeza. A continuación lleva el aire hacia abajo levantando el costado del suelo conforme el aire entra en tu cuerpo. Repite y cambia de lado.

3. Siéntate al borde de una silla y deja caer tu cuerpo hacia adelante, apoyando los antebrazos sobre tus piernas, es importante que tu espalda se mantenga recta. Una vez en esa posición realiza respiraciones abdominales profundas contando 10 segundos para inhalar, reteniendo el aire por 5 segundos, y, exhalando en 10 s.

Si presentas problemas respiratorios y tienes la sospecha de tener el tabique desviado agenda una cita por videollamada. Además, comunícate con el Ministerio de Salud Panameño, llamando al 169 ante síntomas de resfriado, consigue orientación e instrucciones precisas para tomar ante la sospecha del virus, activa las 24 horas del día.

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!